¿Quiénes somos?

En marzo 2016, La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) inauguró las instalaciones de la Oficina de Programas para El Salvador (POSAL). Desde 2008, UNODC ha apoyado el fortalecimiento de las capacidades de las instituciones de El Salvador, a través de una serie de iniciativas nacionales, regionales y globales en áreas estratégicas como ciberdelito, lucha contra la corrupción, seguridad aeroportuaria, control de contenedores, trata de personas, tráfico ilícito de migrantes, extinción de dominio y seguridad y turismo, entre otros.

El establecimiento de UNODC POSAL, la cual cuenta con el segundo portafolio de proyectos más grande en la región centroamericana y del Caribe y opera bajo la guía y supervisión Oficina Regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para Centroamérica y el Caribe en Panamá, permitirá brindarles a las autoridades de El Salvador una asistencia más personalizada en una gama más amplia de áreas sustantivas.

Rectangle 118

El mandato de UNODC consiste, principalmente, en proporcionar asistencia técnica a los Estados Miembros para fortalecer sus capacidades en la lucha contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas. En este contexto, UNODC ROPAN presta especial atención a las necesidades específicas de los países de Centroamérica y el Caribe, con el fin de prestar una asistencia técnica hecha a medida, coherente y eficaz que permita hacer frente a los retos planteados por estos fenómenos en la región.

Como guardián de la UNCAC, la UNODC trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, organizaciones deportivas, educadores y educadoras y ciudadanos para rechazar la corrupción, promover la integridad y alcanzar los ODS.